BENEFICIOS MEDIOAMBIENTALES DEL RECICLAJE DE REFRACTARIOS CON UNA PERSPECTIVA DE CICLO DE VIDA

EMPRESA COLABORADORA

Life cycle engineer

ÚLTIMOS TWEETS

Una de las principales tareas del proyecto LIFE 5REFRACT consiste en la evaluación de los beneficios medioambientales derivados de las estrategias de gestión de residuos refractarios ideadas e implementadas como resultado del proyecto. Como líderes de esta tarea, 2.-0 LCA consultants estableció, como primer paso para ello, la evaluación de la situación actual para este tipo de residuos en la planta de Basauri, de cara a utilizar los resultados de dicha evaluación como escenario de base para comparar con futuras mejoras.

Con este objetivo, se ha realizado un análisis de ciclo de vida (ACV), en el cual el objeto de la evaluación es la gestión de la cantidad total de residuos refractarios generados en la planta de Basauri en 2018. Para ello, se recopilaron datos para describir, de forma cuantitativa, aspectos tales como la cantidad y composición de los residuos generados, los procedimientos de recogida y transporte, el tipo de tratamiento al que los residuos se ven sujetos (reutilización, reciclaje, vertido controlado) así como la localización geográfica de dichos tratamientos. Dado que buena parte de los residuos ya actualmente se reutiliza o envía a planta de reciclaje, el estudio evaluó las implicaciones a nivel de cadena de suministro que se derivan de estas prácticas, incluyendo la reducción en la extracción y procesamiento de minerales – comúnmente en China -, el transporte de estos materiales a Europa, la fabricación de productos acabados, etc.

El resultado de esta evaluación de la situación de partida muestra que la gestión actual de residuos refractarios en la planta de Basauri implica un beneficio medioambiental, comparándola con una hipotética situación en la que todos los residuos se depositasen en vertedero. Ello se debe a que el impacto medioambiental de recoger, transportar y tratar estos residuos es menor que el de producir nuevos materiales refractarios (ver Figura 1). Este beneficio medioambiental asciende a un ahorro anual de aproximadamente 3.000 toneladas equivalentes de CO2, un consumo de 28.000 m3 de agua y de 16 Terajulios de energía primaria procedente de fuentes no renovables. Para poner estas cifras en contexto, una planta termoeléctrica, consumiendo esta cantidad de energía primaria en forma de combustible, podría abastecer de electricidad a la ciudad de Barcelona en torno a 5 horas.

emisiones_Es

Figura 1. Emisiones de efecto invernadero asociadas a la gestión de residuos refractarios generados en la acería de Basauri en 2018. Las cifras de signo negativo se interpretan como un ahorro en emisiones. El beneficio medioambiental de la gestión actual, comparada con un escenario de vertido controlado, es un ahorro total de 3.032 + 45 = 3.077 toneladas equivalentes de CO2.