BENEFICIOS MEDIOAMBIENTALES DE 5REFRACT CON UNA PERSPECTIVA DE CICLO DE VIDA

EMPRESA COLABORADORA

ÚLTIMOS TWEETS

Una de las principales tareas del proyecto LIFE 5REFRACT consiste en la evaluación de los beneficios medioambientales derivados de las estrategias de gestión de residuos refractarios ideadas e implementadas como resultado del proyecto. Con este objetivo, se ha realizado un análisis de ciclo de vida (ACV), liderado por 2.-0 LCA consultants. Este estudio se ha llevado a cabo en dos fases. En una primera fase se evaluó la gestión de residuos refractarios en Basauri de acuerdo a la situación al inicio del proyecto en 2018 (ver entrada en el blog de 15 de mayo de 2020), mientras que en una segunda fase se evaluó la situación resultante de la implementación de las nuevas prácticas desarrolladas en 5REFRACT, comparándolas en el ACV con la situación anterior. Hoy os explicamos cuál es el resultado de esta segunda y última fase.

 

El estudio de ACV incluyó la gestión de la cantidad total de residuos refractarios generados en la planta, alrededor de 6.000 toneladas/año, en los dos escenarios. Esta cifra incluye aproximadamente 4.500 toneladas de material refractario, más 1.500 toneladas de cal y otros contaminantes. La figura 1 muestra la gestión de residuos en porcentajes, excluyendo las 1.500 toneladas de cal, las cuales son destinadas a vertedero en ambos casos. Se observa en la figura que el nivel de valorización (incluyendo reutilización más reciclaje) se incrementa gracias a 5REFRACT de un 32% hasta un 74%. A pesar de que en este nuevo escenario la planta de Basauri no envía residuos directamente a vertedero, el 26% del material sigue siendo depositado en este tipo de instalaciones, al ser descartado por las plantas de reciclaje, ya sea por limitaciones o ineficiencias de estos procesos.

5refract_blog_figura1_es

Figura 1. Gestión de residuos refractarios en la planta de Basauri (aproximadamente 4,500 toneladas/año) al comienzo del proyecto en 2018 y tras la implementación de 5REFRACT.

Por un lado, el estudio abordó el impacto ambiental de la gestión de residuos, incluyendo su recogida, transporte, tratamiento para recuperación de materiales, así como el depósito en vertedero de las fracciones no recuperables. Por otro lado, la reutilización y reciclaje dan lugar a la sustitución de nuevos refractarios y sus materias primas, lo cual conlleva un beneficio medioambiental. Como mostramos en la entrada de blog del 15 de mayo de 2020, la gestión de residuos refractarios previa al comienzo del proyecto ya mostraba este tipo de beneficios, puesto que el impacto ambiental de la gestión de residuos se ve compensado con creces por el impacto evitado gracias a la reutilización y el reciclaje. La pregunta a responder en esta segunda fase del estudio es: ¿compensa medioambientalmente el esfuerzo adicional en valorización que resulta del proyecto 5REFRACT? La respuesta es un rotundo sí.

 

La figura 2 muestra las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas al ciclo de vida de la gestión de las aproximadamente 6,000 toneladas de residuos refractarios generados en Basauri, desagregando estas emisiones por actividades que las generan, ya sea de forma directa o indirecta. La diferencia neta entre la situación en 2018 y 5REFRACT es alrededor de -3.900 toneladas equivalentes de CO2, donde el signo negativo se interpreta como un ahorro de dichas emisiones.

5refract_blog_figura2_es

Figura 2. Emisiones de gases de efecto invernadero asociadas a la gestión de residuos refractarios generados en la acería de Basauri, en base a su gestión 2018 y tras la implementación de 5REFRACT. Las cifras de signo negativo se interpretan como un ahorro en emisiones.

En resumen, el esfuerzo adicional en segregación en origen, recogida y transporte, tratamiento, etc., concebido en el proyecto 5REFRACT está justificado desde el punto de vista medioambiental, gracias al ahorro en producir nuevos refractarios, en especial magnesita calcinada a muerte (MCM), la producción de la cual no solamente requiere un sustancial consumo de energía, sino que también es responsable de emisiones de CO2 debidas a la descarbonatación de la magnesita. No obstante, el beneficio medioambiental del proyecto 5REFRACT no se limita a emisiones de CO2. En paralelo, el ACV arroja como resultado un ahorro anual en consumo de energía primaria no renovable del orden de 28 TJ (7.778 MWh), así como una reducción de más de 1.800 toneladas/año de residuos depositados en vertedero.